Miércoles, 20 Enero 2021 16:03

Rendimiento, asignatura pendiente de la banca

La supremacía del dato, el ascenso de la Inteligencia Artificial (IA) y la optimización de arquitecturas y modelos de computación, son las tres tendencias tecnológicas que marcarán la evolución del sector de la banca en el nuevo año 2021. Así se recoge en un informe de la compañía tecnológica española Orizon, que incide en el imperativo de poner el foco en el rendimiento de la tecnología para garantizar el funcionamiento óptimo de la heterogeneidad de tecnologías en múltiples entornos de prestación que dan soporte al negocio financiero.

Estas tres tendencias y el foco en el rendimiento contribuyen directamente a la mejora del funcionamiento de las aplicaciones tecnológicas como vía para alcanzar los objetivos de negocio, así como para mejorar de los tiempos de respuesta de la banca online, garantizar el cumplimiento de los Acuerdos de Nivel de Servicio (ANS) y eliminar sobrecostes que pueden llegar a representar hasta el 15% de los costes de infraestructura, de acuerdo con los datos que maneja Orizon.

Desde la perspectiva del negocio, el nuevo año presenta importantes retos para la banca, empezando por la necesidad de mejorar la rentabilidad. En segundo lugar, y en plena oleada de fusiones, las entidades están obligadas a asegurar la máxima eficiencia en el desarrollo de estos procesos, así como su valor. En tercer lugar, la banca debe dar una respuesta a la doble competencia que representan las big tech (Amazon, Apple, Google, Facebook y Microsoft) y las fintech. Y cuarto, pero sin lugar a duda lo más importante, satisfacer las demandas del nuevo cliente, que reclama modelos de servicio verdaderamente digitales, 24x7, inmersivos y fuertemente personalizados.

Publicado en Orizon