Recyclia

Recyclia (24)

Jueves, 17 Junio 2021 12:10

Resultados Recyclia 2020

A pesar de la reazlentización causada por la Covid-19 en conjunto con las restricciones a la movilidad y el descenso de la actividad comercial y productiva derivados de la crisis sanitaria, el reciclaje de los aparatos electrónicos y pilas en nuestro país resistió, de tal forma que la entidad Recyclia gestionó 59.154 toneladas de estos residuos el año pasado.

De este total, 51.839 toneladas correspondieron a aparatos electrónicos, cifra con la que la entidad logra el objetivo que se marcó, tras declararse la pandemia, de intentar mantener este volumen de residuos por encima de las 50.000 toneladas, más aún tras el récord de 57.520 toneladas conseguido en 2019. Desde el inicio de su actividad, Recyclia ya ha gestionado 415.720 toneladas de este tipo de residuos.

En lo que se refiere a pilas y baterías, la entidad ha establecido un récord con la recogida, a través de la fundación Ecopilas, de 7.315 toneladas de estos residuos, tanto de tipo doméstico, como industrial y de automoción. Ecopilas, que ha gestionado más de 43.600 toneladas de pilas desde que arrancó su actividad, ocupa ya el quinto puesto entre los sistemas colectivos de gestión de estos residuos de Europa, según la asociación europea Eucobat.

Por otra parte, destaca el crecimiento en un 329% del volumen de paneles solares reciclados, hasta alcanzar las 481 toneladas en 2020. A este respecto, cabe recordar que su reciclaje es obligatorio sólo desde 2015, cuando fueron considerados legalmente residuos electrónicos.

Por otra parte, destaca el crecimiento en un 329% del volumen de paneles solares reciclados, hasta alcanzar las 481 toneladas en 2020. A este respecto, cabe recordar que su reciclaje es obligatorio sólo desde 2015, cuando fueron considerados legalmente residuos electrónicos.

Los primeros resultados del sistema de incentivos pionero de Recyclia para aumentar la recogida de pequeños aparatos electrónicos mediante contenedores inteligentes, demuestran que recompensar a los ciudadanos por deshacerse de estos dispositivos favorece su reutilización y contrarresta el ‘efecto tesoro’, como se conoce a la tendencia a acumularlos en el hogar. En concreto, el 4,3% de los 161 aparatos retirados, hasta el momento, de los dos contenedores instalados desde el pasado noviembre en el municipio vizcaíno de Getxo son reutilizables, un porcentaje superior al registrado con el sistema tradicional. Asimismo, la entidad valora que sólo el 0,62% de los residuos depositados no se corresponde con un aparato electrónico.

En lo que se refiere a la tipología, cabe señalar que el 43,5% del total de aparatos depositados en los contenedores corresponde a dispositivos de electrónica de consumo, fundamentalmente, mandos a distancia, cargadores, cableado, auriculares, ratones, etc. A continuación, el 35,4% corresponde a teléfonos móviles y el 9,3% a ordenadores portátiles y tabletas. El resto son juguetes eléctricos, equipos de audio y video y otro tipo de dispositivos de uso doméstico.

Estos primeros resultados demuestran, a juicio de Recyclia, la eficacia de recompensar con mayores incentivos a los usuarios que depositan aparatos en mejores condiciones y son aptos para su reutilización tras su acondicionamiento, frente a aquellos dispositivos averiados y que, por tanto, son destinados a plantas de reciclaje. En este sentido, cabe señalar que más de la mitad de los aparatos recogidos y reutilizables son teléfonos móviles.

Asimismo, los datos confirman que la comunicación y, en concreto, la campaña de concienciación desarrollada en el municipio, por ejemplo, en centros educativos, da como resultado un bajo índice de residuos impropios, aquellos que el usuario deposita en contenedores equivocados por desconocimiento o desinterés.

Esta iniciativa es una de las cuatro experiencias piloto integradas en el proyecto europeo “CIRC4Life”, cuyo objetivo es estudiar la viabilidad de nuevos modelos de negocio basados en la Economía Circular.

 

Jueves, 12 Noviembre 2020 09:37

Contenedores inteligentes para reciclar

Getxo, provincia de Vizcaya, ha iniciado en octubre un proyecto piloto de contenedores inteligentes, integrado en el proyecto CIRC-4Life, que recompensan por reciclar residuos electrónicos. A través de esta iniciativa en la que participa Recyclia,se sigue avanzando en el proceso de digitalizaciónuna manera innovadora y atractiva de llegar y concienciar a los consumidores. De hecho, es la primera vez en nuestro país   que los consumidores serán recompensados por contribuir a la reutilización y el reciclaje de sus aparatos electrónicos obsoletos mediante contenedores inteligentes. 

Esta experiencia piloto se realizó en octubrey probó, concretamente, un sistema de incentivos aplicado a la recogida de tabletas y otros pequeños aparatos TIC.Su objetivo es aumentar los índices de recogida, fundamentalmente, de tabletas, un tipo de aparato de uso muy común en los hogares, pero del que los usuarios no suelen desprenderse de forma habitual, según Recyclia. A este respecto, cabe señalar que el 56,8% de los hogares de nuestro país disponía de al menos una tableta en 20191, cifra que podría haber aumentado debido al incremento de ventas registrado por la generalización del teletrabajo y la educación a distancia derivada de la crisis sanitaria.

En la prueba, para usar el contenedor, el usuario sólo tiene que descargar la app que genera un código QR para identificarse. Una vez identificado, debe indicar si el aparato que se dispone a depositar funciona o no. A continuación, el contenedor imprime esta información en una etiqueta que debe pegarse en la caja del dispositivo. El proceso finaliza con la entrega del residuo a través de la puerta de vertido.

Una vez gestionado el residuo en la planta de IndumetalRecycling, el usuario recibirá, a través de la app, los eco-créditos correspondientes y calculados en base a distintos factores, tales como el estado del aparato. Estos podrán ser canjeados por descuentos para la compra de nuevos aparatos electrónicos o donados para un proyecto de reforestación.

 
Domingo, 17 Mayo 2020 12:24

Más pilas durante el estado de alarma

Con motivo del Día Mundial De Reciclaje, Ecopilas hizo público un incremento del 15% del consumo de pilas en los hogares españoles durante el estado de alarma, respecto al de número de unidades adquiridas mensualmente en circunstancias normales.

A este respecto, la fundación recuerda la importancia de depositar las pilas usadas en los contenedores adecuados para facilitar, no sólo una gestión correcta del residuo, sino también para recuperar los materiales reutilizables.

Cabe recordar que nuestro país consume una media de 45 millones de unidades de pilas al mes, de las que Ecopilas recoge más de 463.300 pilas diariamente en España. De estas se recuperan al día 2,3 y 2,8 toneladas de hierro y zinc, respectivamente, además de 2,8 toneladas de otros metales, entre ellos cobre o manganeso. Así, los actuales sistemas de reciclado permiten recuperar el 75% de los materiales de estos residuos para reutilización en nuevos procesos de fabricación.

Por ello, José Pérez, presidente de Ecopilas señala que, “teniendo en cuenta el índice de recuperación de materiales de una pila, es fundamental depositarlas en sus contenedores correspondientes para garantizar su reciclaje”. Para ello, Ecopilas mantiene operativa su red logística y de gestión en planta para atender las solicitudes de recogida de pilas y baterías domésticas, industriales y de automoción.

Cabe destacar, que la fundación cuenta con la red de recogida más amplia de nuestro país con un total de 40.945 contenedores instalados en edificios públicos, grandes superficies o establecimientos comerciales y empresas de toda España. Además, los usuarios disponen de un mapa en la web de la fundación y una aplicación móvil  para consultar el contenedor más cercano a su domicilio, así como de una aplicación móvil.

Recyclia ha retirado, a través de su iniciativa Tragatóner/Tragatinta, más de 300.000 kilos de cartuchos de tóner y tinta de los 22.500 contenedores para este tipo de residuos que ha instalado en el último año en nuestro país. Tragatóner/Tragatinta es la primera iniciativa puesta en marcha en nuestro país para garantizar la recogida separada y el reciclaje de los cartuchos de tóner y tinta, conforme a la nueva normativa, así como en contar con el respaldo de los 15 fabricantes de equipos de impresión más importantes del mercado español. Desde noviembre de 2018, fecha en la que la iniciativa echó a andar con plena operatividad, Recyclia ha repartido más de 22.500 contenedores entre más de 6.200 empresas, organismos, distribuidores de equipamiento ofimático y de impresión y entidades locales.

Asimismo, el usuario doméstico dispone de un buscador web para localizar los contenedores instalados en lugares públicos más cercanos a su ubicación, denominados ECOpuntos. A este respecto, en 2020, Recyclia prevé ampliar esta red de ECOpuntos y lanzar una aplicación móvil para su localización y la certificación de la trazabilidad de los residuos, desde la recogida hasta el tratamiento en la planta y  alcanzar los 40.000 contenedores.

Recyclia colabora, además, con centros de investigación en diferentes proyectos de I+D para encontrar opciones de reutilización del polvo de tinta y de tóner. Concretamente, la entidad está evaluando la utilización del primero como tinte para pinturas. Por su parte, en el caso del polvo de tóner, se está analizando su uso como componente del alquitrán para asfaltado de carreteras, así como su gasificación. 

Martes, 12 Noviembre 2019 12:16

Cerrar el círculo de gestión de residuos

En la inauguración del EcoEncuentro 2019, la reunión anual que Recyclia celebra hoy en Madrid y reúne al sector del reciclaje electrónico de nuestro país, Hugo Morán, secretario de Estado de Medio Ambiente señalo que la implicación del consumidor es clave para alcanzar el objetivo establecido por la Comisión Europea de gestionar 450.000 toneladas de residuos electrónicos en 2019.

Morán señaló que el número de dispositivos móviles conectados multiplicará por tres la población mundial en 2021,“por lo que cerrar el círculo de la gestión de estos residuos supondrá un gran avance para impulsar un uso más racional de los recursos en un sector clave para luchar con eficiencia contra el cambio climático” abogó por la necesidad de que los sistemas colectivos continúen ampliando sus redes de recogida y poniendo en marcha campañas de concienciación dirigidas a mejorar la recogida selectiva

Por último, remarcó la urgencia de erradicar el fraude y la competencia desleal practicada por aquellos productores que no se responsabilizan de la adecuada gestión de sus residuos e incumplen las normativas de protección de la salud y el medio ambiente.

Por su parte, José Pérez, consejero delegado de Recyclia, repasó los resultados de Recyclia en el último año y que colocan a la entidad como ejemplo de la eficacia del modelo español en Europa. Esto se consigue con el esfuerzo por acercar el reciclaje al consumidor con el despliegue de 55.000 puntos hasta 2018, cifra que llegará a los 59.000 este año, tal y como destacó el consejero delegado de Recyclia. Además, de estos puntos, 44.000 corresponden a contenedores para pilas, prácticamente uno por cada 1.000 habitantes, lo que convierte a nuestro país en el segundo de

Recyclia, junto con Revertia, ha contribuido a la reutilización de 15.440 kilos de aparatos electrónicos en 2018, en línea con lo marcado por la normativa sobre gestión de este tipo de residuos. Esta acción ha evitado la emisión de 120 toneladas de CO2 a la atmósfera o, lo que es lo mismo, las emitidas por un automóvil que recorriera 726.000 kilómetros.

Desde 2015, ambas entidades han evitado la emisión de 476 toneladas de CO2, contabilizando la producción, distribución comercial, uso y gestión al final de su vida útil.

Los aparatos más reutilizados en 2018 han sido, en primer lugar, ordenadores de sobremesa, portátiles y servidores, seguidos de monitores y pantallas de tubo. En tercer lugar, aparecen las impresoras, fotocopiadoras y otros grandes aparatos y, por último, pequeños dispositivos, entre ellos tabletas y teléfonos.

Recyclia se encarga de retirar los residuos electrónicos depositados por los ciudadanos en sus contenedores y en puntos limpios municipales, para posteriormente trasladarlos a los centros de tratamiento de Revertia en Pontevedra y Madrid. Una vez allí, cada aparato es evaluado para comprobar si es posible prolongar su vida útil.

Viernes, 21 Diciembre 2018 12:14

IV Premios de Medio Ambiente de Recyclia

Recyclia entregó, esta semana en Madrid, sus cuartos premios anuales de medio ambiente que reconocen la labor de personas, entidades y medios de comunicación a favor de la sostenibilidad y, particularmente, al fomento del reciclaje de residuos electrónicos y pilas.

Vicenconsejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía IV Premios Recyclia

En la categoría ‘Mayor Apoyo de una Entidad Pública o Privada al Fomento del Reciclaje’, el jurado otorgó el galardón a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía por su esfuerzo para impulsar el reciclaje de aparatos electrónicos entre ciudadanos y empresas, una labor gracias a la que Andalucía ha logrado gestionar 43 millones de kilos de estos residuos en 2017. Además, Recyclia valora iniciativas del organismo con sistemas colectivos como la campaña ‘Dona vida al planeta’, los premios ‘RAEEimplícate’ y jornadas de formación a empleados municipales.

Pedro Romero en los IV Premios Recyclia de Medio Ambiente 1

Por su parte, el premio ‘Mayor Apoyo de una Personalidad al Fomento del Reciclaje’ ha recaído en Pedro Romero, integrante del equipo profesional de mountain bike Extremadura-Ecopilas y que acumula cinco títulos de campeón de España. Además de su trayectoria deportiva, Recyclia reconoce la implicación del ciclista placentino en la divulgación de los beneficios del reciclaje de pilas en todas las competiciones del circuito nacional en las que participa.

David Vidorreta con José Pérez y Luis Pérez Bermejo consejero delegado y presidente de Recyclia IV Premios Recyclia

En la categoría ‘Mejor Labor de un Medio de Comunicación a la Difusión del Reciclaje’, el IV Premio Recyclia ha recaído en la publicación Residuos Profesional. La entidad valora su consolidación como la publicación digital de referencia sobre gestión de residuos, con especial foco en el seguimiento del día a día del sector del reciclaje de aparatos electrónicos y en su análisis socioeconómico, legislativo, científico y operativo de este sector.

María José Celada con el presidente de Recyclia Luis Pérez Bermejo IV Premios Recyclia

Por último, María José Celada, responsable de contenido y presentadora del programa ‘Hazte Eco’ de Neox (Atresmedia), ha sido premiada en la categoría ‘Mejor Labor de un Periodista a la Difusión del Reciclaje’. Recyclia reconoce así su dilatada trayectoria en el periodismo ambiental y, especialmente, su labor de divulgación y su capacidad para combinar entretenimiento y sensibilización con un programa dirigido al público infantil y juvenil, prescriptores del reciclaje en los hogares.

Jueves, 22 Noviembre 2018 16:15

Más de 540 contenedores de cartuchos de tinta

Recyclia ha distribuido 544 puntos de recogida de cartuchos de tóner y tinta de impresoras en toda España, una cifra que prevé aumentar hasta las 42.000 unidades para 2020. Con este despliegue, la entidad prevé recoger 1.230 toneladas de estos residuos (unas 7,7 millones de unidades) de aquí a noviembre de 2019, lo que representaría un 65% de los consumibles puestos en el mercado por las 18 empresas adheridas.

Este despliegue forma parte de la iniciativa Tragatoner/Tragatinta, al que se han sumado los 15 fabricantes de equipos de impresión más importantes de España y los tres principales mayoristas del mercado TIC, todo ello con el objetivo de cumplir con los objetivos de gestión de residuos ofimáticos y de impresión de la nueva normativa.

Cabe recordar que la iniciativa de Recyclia, impulsada a través de la fundación Ecofimática, se creó antes de la entrada en vigor, el pasado 15 de agosto, de la obligación de reciclar estos consumibles. La nueva normativa de reciclaje de aparatos electrónicos considera como tales a los consumibles y responsabiliza a fabricantes e importadores de la gestión y financiación de su recogida y reciclaje.

Tragatoner/Tragatinta se fundamenta en cuatro pasos básicos. El primero de ellos es la recogida de los residuos, basada en metodologías online y cercanas al usuario. En este punto cabe destacar que el 75% de los 544 contenedores desplegados hasta el momento se encuentra en el canal de distribución, y el 25% restante en empresas y organismos públicos y privados.

Todos estos organismos pueden solicitar la recogida de los registros a través de una plataforma electrónica, mientras que pymes y particulares pueden encontrar su punto más cercano a través de una web o una aplicación móvil.

El segundo paso consiste en trasladar los residuos a una planta de clasificación, que devuelve al fabricante los cartuchos reutilizables. Tras ello, y como tercer y cuarto paso, se separan los distintos componentes de los residuos para triturar los plásticos, mientras que en el caso de los polvos de tóner y tinta líquida se ha puesto en marcha un área de I+D+i para encontrar opciones de reutilización de estas sustancias, que pueden acabar como asfalto o tinte para pinturas.

los 15 fabricantes[1] de equipos de impresión más importantes de nuestro país y los tres principales mayoristas del mercado TIC en España



[1] Brother, Canon, Dysteca, Epson, Konica Minolta, Kyocera, Lexmark, Mastertec, OKI, Panasonic, Ricoh, Riso, Sagemcom, Toshiba y Xerox.

Los sistemas colectivos de recogida y reciclaje de residuos electrónicos gestionaron 262.000 toneladas durante 2017, un 17% más que el año anterior. Estos datos se han dado a conocer en el "II Congreso Nacional de Gestión de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE)" en Valencia. Un evento donde productores, distribuidores, gestores de residuos y administraciones públicas han analizado los últimos avances y tendencias en esta materia. Entre ellos, José Pérez, consejero delegado de Recyclia, que considera que con estas cifras los sistemas colectivos están cualificados para la denominada economía circular.

Pérez ha defendido la contribución de los sistemas colectivos para este nuevo modelo productivo, y ha instado a aprovechar el potencial de éstos, demandando un cambio en la normativa que regula la gestión de residuos electrónicos en España basado en “reducir la labor de estos sistemas a meros financiadores del reciclaje”. Javier Cachón, director general de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica, también ha defendido la implicación de estos sistemas y de los productores de aparatos electrónicos en la economía circular.

Cabe destacar que el año pasado los sistemas colectivos españoles recogieron 242.459 toneladas de residuos electrónicos domésticos y 20.022 profesionales, evitando con su reciclaje la emisión de las toneladas de CO2 correspondientes a 107.871 coches circulando durante un año.

Recyclia ha alcanzado su récord tras sus 15 años de existencia, gestionando 32.786 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos en el 2017, un 15% más que el año anterior. Además, durante 2017, Recyclia también superó los 50.000 puntos propios de recogida de RAEE y pilas (54.200) convirtiéndose así en la red española más extensa.

Actualmente, Recyclia es la entidad del sector de gestión de residuos con más empresas fabricantes e importadoras de dispositivos electrónicos y pilas adheridas, concretamente 1.354 organizaciones. Tal y como apuntó el consejero delegado de la entidad, José Pérez, “estos datos reflejan la cada vez mayor sensibilidad medioambiental de ciudadanos, empresas e instituciones de nuestro país y nos posicionan de manera decisiva para afrontar nuevas obligaciones como la de reciclar, a partir del 15 de agosto, una serie de dispositivos de uso profesional exentos hasta ahora”. De hecho, Recyclia está trabajando en facilitar a los fabricantes de este tipo de aparatos la adaptación a la nueva normativa.

En cuanto a Ecofimática, en 2017 recogió 4.702 toneladas de residuos de impresión y ofimáticos. De este total, el 70% procedió del canal profesional, como resultado de campañas como ‘Juntos cerramos el círculo’ y los ‘Premios ECO’. Por su parte, Ecopilas, ha conseguido superar las 3000 toneladas de pilas y baterías recogidas. Así, ha doblado el resultado del 2016 con un total de 570 toneladas de baterías industriales retiradas.

Por último, Ecolum retiró 1.425 toneladas de residuos de iluminación el año pasado. Un 82% más que el año anterior, un increíble incremento derivado de la ampliación del 50% de su red de puntos de recogida.

Página 1 de 2